Blog

clavi-parte1
Para qué vale una impresora 3D??? Tú pones el límite. (Parte 2).

En una entrada anterior os prometimos contaros como resolvíamos un caso práctico. Un ejemplo más de para qué puede servir una impresora 3D. En el día a día. Un caso real. Os resumimos de qué iba la historia. Alberto sufrió un accidente y tuvo la mala suerte de fracturarse la clavícula. Para esta lesión hay dos opciones: si eres deportista profesional te suelen operan, y si no lo eres te colocan algo parecido a un sujetador o corsé con forma de 8 para reducir la movilidad del hombro y ver si así los fragmentos forman callo y sueldan.  Esta semiinmovilización habitualmente suele durar de 6 a 8 semanas. O más tiempo, como le está sucediendo a Alberto. Vale. Y qué tiene que ver esto con las impresoras 3D??? Ahí vamos. Los que hayáis tenido que llevar el 8 (la inmovilización), sabréis la tortura que supone llevarlo encima día tras día…

Fractura-en-hombro
Para qué vale una impresora 3D??? Tú pones el límite.

Este es Alberto. Uno de nosotros. Bueno, es su clavícula. Lleva tres meses atado a su vendaje. Hasta el gorro. Así que se ha escaneado 3D. Y en base al escáner estamos preparando una prótesis de quitan y pon. Para comprobar el resultado de los cálculos por software, hemos imprimido su torso a escala 1/4, y la coraza a la misma escala para comprobar el ajuste. Lo que veis en las fotos. Parece que todo está correcto. Nos proponemos el reto de imprimir la prótesis definitiva con una impresora prusa. La más sencilla. Habrá que imprimirla en dos partes por el tamaño y diseñar un sistema de anclaje. Ya os contaremos.

cerveza
La cerveza también sirve como insumo para fabricar objetos con una impresora 3D

En reemplazo de los plásticos, una compañía desarrolló un material basado en los desechos que genera la producción de esa bebida alcohólica Existen diferentes tipos de insumos para las impresoras 3D, los equipos utilizados para crear objetos a medida. Además de los tradicionales filamentos plásticos, algunos proyectos utilizan polvo de metal, vidrio, materiales comestibles, barro y, ahora, la industria cervecera también hace su aporte. La empresa 3Dom, especializada en la producción de materiales amigables con el medio ambiente, presentó Buzzed, un filamento para impresoras 3D que está compuesta por el lúpulo y la cebada que se descartan de la producción de esta bebida. Lo mismo ya habían hecho con Wound Up, un insumo similar, basado en los desechos del café. “De una forma u otra, era un material de descarte para relleno sanitario, y nosotros le encontramos un forma de aprovechar este recurso”, dijo Jake Clark, CEO de 3Dom. Además…

1 2